Linux, camino y perseverancia.

342

 

Es fácil para cualquier persona hablar mal de GNU/Linux cuando en realidad nunca lo han utilizado. Recuerdo cuando era más jóven diambulaba por internet y me encontré con Ubuntu, no era la primera vez que escuchaba al respecto de este sistema, mi padre en más de una ocasión lo escuché mencionarlo.

Fue en el colegio donde más lo utilicé, ya que en informática estabamos aprendiendo a utilizar los comandos, desde copiar archivos hasta crear nuevos usuarios, otorgar permisos entre otras cosas. Me gustó la interfaz aunque no me terminó de convencer la serie de bugs que algunas veces hacía inestable el sistema, en fin lo utilicé al rededor de medio año en toda mi vida pero admito que fue la distro con la que aprendí los comandos básicos de la terminal.

Había visto un par de veces elementary OS pero este sistema creaba una incompatibilidad con la tarjeta de red, por lo que fue el motivo principal que nunca me dispuse a utilizarlo y también por la simple razón de que se basaba en Ubuntu, después de ese odio-amor no quise saber más. Me atreví a probar OzonOS, me convenció un tanto la parte visual pero aún no existía -o existe- una versión estable así que lo eliminé, busco estabilidad no tanto visual, es lo menos que debe ofrecer un SO aunque no podía pedir mucho a un sistema que se mantiene en Beta. No fue hasta hace unas semanas cuando empezó mi verdadero amor por GNU/Linux y todo gracias a Fedora.

Perseverancia

Muchos usuarios buscan comodidad, tener solamente un SO instalado en la computadora y poder realizar las tareas básicas: email, redes sociales, ofimática y juegos casuales si se les permite. Pero nunca se han preguntado como funciona, que beneficios trae o más que todo que contras. Ven a Linux como algo difícil, que deben saber una X cantidad de comandos para que funcione, cuando en cierta parte no es así. Existe una gran importancia en la terminal ya que es la principal herramienta que tenemos a nuestra disposición cuando llegamos a GNU/Linux ¿Por qué?

Un interfaz gráfico es beneficioso para usuarios nuevos ya que cualquiera podría controlar el sistema -con ciertas restricciones- pero el detalle es que, si el interfaz tiene algún error el funcionamiento no va a ser adecuado. Hubo un tiempo en el que también esperaba más una interfaz gráfica y detestaba buscar soluciones sobre como arreglar el sistema, yo sólo quería sacarle provecho y fin.

Como dije anteriormente Ubuntu me creaba bugs que hacían más difícil el poder realizar las tareas básicas, pero al llegar a Fedora -de ahora en adelante hablaré sólo de este sistema- eso cambió ya que este sistema tiene la peculiaridad que sino puede descargar de la fuente todos los repositorios no instala nada, en pocas palabras: estabilidad.

Regresando a la terminal, el eliminar la interfaz te queda sólo texto plano el cual puede ser revisado y estudiar el problema para su pronta solución. La comunidad ayuda a solucionar los problemas o a guiar a personas que no tenga ni pizca de conocimiento, esto gracias a la gran cantidad de colaboradores que ofrecen su tiempo para mantener el proyecto vivo.

Hablo de perseverancia ya que el compromiso hace que ames a Fedora. Por ejemplo, actualmente me encuentro en el grupo de Fedora Panamá en donde no llevo mucho tiempo pero me he comprometido a ayudar en cualquier aspecto que pueda, pero se preguntarán ¿Por qué unirse a un grupo de software libre o invertir mi tiempo en el?

Verán, estudio sistemas y el unirme a este tipo de proyectos me ayuda en la parte práctica de mi carrera ya que actualmente los servidores linux son los más utilizados y se usan lenguajes modernos que en mi universidad no se dictan, tales como Python o Ruby, esto asegura que me prepare para el futuro que me espera. Pero no sólo Fedora es útil para un estudiante de sistemas, sino para diseñadores, oficinistas, escritores, etc. Por el gran número de herramientas que ofrecen de manera gratuita gracias a sus licencias Creative Commons.
Apenas llevo un par de semanas en el proyecto y me encuentro muy a gusto por la cantidad de contenido que he podido aprender, además de que la comunidad me ha tratado muy bien y poseen paciencia -debido a que pregunto demasiado para así aprender-, espero disponer del tiempo necesario para seguir contribuyendo.  Un dato cuiroso es la cantidad de paises hispano-hablantes que han creado leyes apoyando el software libre alegando poder tener más control y flexibilidad que el software privativo. Por ahora me despido, planeo fecuentemente escribir por este medio contando mis experiencias y enseñanzas dentro del universo Fedora.

Licencia de Creative Commons
Linux, camino y perseverancia by Kenneth Guerra is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

También podría gustarte Más del autor

Comments