Contenido sobre tecnología, cultura y seguridad.

The Defenders

231

Poco faltaba para que sus caminos se cruzara, luego de algunas temporadas nuestros héroes unen fuerzas para combatir un enemigo en común.

Una de las series más esperadas para este año, The Defenders no es más que la combinación de Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist. Siendo la historia de Matt Murdock la que dio bases para la creación de todo este universo, esta nueva serie trata de terminar el largo capítulo de The Hand.

No está de más decir que a este punto es necesario que hayas visto las demás series para estar al tanto de la cronología.

Las expectativas estaban puestas, convertirse en la responsable de unir a estos héroes por primera vez le daba peso a comparación de títulos anteriores. En un inicio el apartado visual le da un estilo individual a cada personaje, respetando los colores y ambientaciones de cada uno. A lo largo de los capítulos, justo cuando ellos empiezan a acercarse más, la serie va ganando su propio estilo.

En un principio se siente lento, con escenas que nos dejan a la expectativa, investigaciones que llegan a aburrir llegado el segundo capítulo. La trama peca en mostrar las reacciones de cada personaje, haciendo repetitiva la experiencia. El recorte de algunas escenas habrían ahorrado tiempo o hasta capítulos.


Dentro de esta historia Daredevil (Charlie Cox) es tal vez el personaje más creíble, desde sus escenas de acción hasta las decisiones que toma. Después de su pobre ejecución, Iron Fist (Finn Jones) aún se siente como un personaje tonto, infantil y manipulable. Su decisiones son a base de sus sentimientos, se guía por el instinto cuando en realidad debería llegar a ser el sabio del equipo.

La química de personajes no es igual a cualquier otra serie, en esta todos se llevan mal, pero saben que solos no pueden derrotar a The Hand por lo que no tienen de otra que mantenerse juntos.

Alexandra (Sigourney Weaver) se nos presenta como la actual villana, líder de The Hand desde sus inicios. Nos encontramos con un enemigo que se mide bajo motivaciones, no es el típico antagonista que sólo quiere destruir el mundo, sino que tiene su propia perscepción de qué es bueno o malo.

Alexandra es tal vez uno de los villanos mejor contruídos, ya que tiene motivaciones.

Después de todo lo que hemos dicho pensarás que se trata de una mala serie, al contrario, cumple con entretener a la audiencia y te mantiene al tanto de todo lo que pasa.

Su principal problema es no ser mejor que las anteriores entregas. Nos encontramos con callejones vacíos, calles pocos transitadas que transmiten al espectador que está en un barrio pequeño. La trama supone que The Hand quiere destruir todo New York, pero en ocho capítulos no nos dan la impresión de que sean una gran amenaza.

Las batallas se sienten fluidas, dando un papel importante a cada Defender a utilizar sus poderes, junto con una banda sonora que da al clavo a la hora de ambientalizar un escenario o acción. The Defenders es la culminación de un trabajo que lleva años en preparación, que entrega a la audiencia un producto decente, pero que pudo ser más.

76%
Buena, pero pudo ser mejor

Una trama que te mantiene al tanto, escenas de acción bien logradas junto con una banda sonora excelente. The Defenders no es perfecta, pero tiene más cosas positivas que negativas.

  • Diseño
  • Arte
  • Historia
  • Escenarios
  • Elaboración de personajes
Comentarios