Stranger Things 2

641

Regresan los hermanos Duffer con la continuación de su aclamada serie, Stranger Things. Llena de suspenso, misterio y una historia aún más interesante, nos vuelve a atrapar el fanstástico universo que inició en la plataforma de Netflix hace un año atrás. A continuación nuestra reseña sin spoilers, si ya viste la serie te aconsejamos escuches nuestro podcast donde opinamos (con spoilers) cada detalle de esta super producción.

Ha pasado un año desde la desaparición de Will Byers, pero su pesadilla aún no ha terminado. Mientras los miembros del club de audiovisual tratan de seguir adelante luego de los acontecimientos de la primera termporada, Will sigue teniendo extrañas visiones que involucran un gran monstruo que lo acecha. Por otro lado, eleven parace estar a salvo gracias al cuidado del sheriff Jim Hopper. Pero extraños sucesos en el pueblo arrastrarán a nuestros protagonistas a compartir otra nueva aventura.

La historia se desarrolla en 1984, estos aires ochenteros se hacen notar desde la aparición de canciones como This Town de The Go-Go’s. Esta clara la presencia de la cultura pop, ya que desde un primer plano nos presentan referencias como Pacman en el salón de Arcade, una figura de acción de He-Man en el cuarto de Lucas o el Millennium Falcon de Mike. Pero no tenemos que buscar demasiado, ya que el primer capítulo fue nombrado MadMax, no sólo porque se añadía a Sadie Sink en el papel de Max, sino también haciendo referencia a la película de George Miller estrenada en 1979.

El elenco regresa con un Will Byerns (Noah Schnapp) aún más atormentado y afectado que en la primera temporada. Su actuación es impresionante, dejando claro que este pequeño actor tiene un gran futuro por delante. Por otro lado, su madre Joyce Byerns (Winona Ryder) tratará de ayudarlo en cada momento posible, reflejando lo madre devota que es.

Uno de los puntos que a los fans les preocupaba era la forma como la trama se desarrollaría, y de antemano le podemos asegurar que no tienen nada de que preocuparse. Desde un principio todo va tomando forma, como en cualquier otra serie de Netflix, pero a un nivel aún más acelerado que en la primera temporada. No tenemos que esperar tanto para tener un vistazo impresionante de la nueva criatura, o sentir la tensión de los protagonistas.

A diferencia de su antecesor, este nuevo capítulo se encarga de desarrollar la historia de sus personajes. En la primera temporada veíamos más la familia Byerns, un poco del presente de eleven o la amistad del club de audiovisuales — como llamaremos al cuarteto conformado por Mike, Lucas, Dustin y Will —. Este nuevo capítulo nos revela la búsqueda de eleven por encontrarse a ella misma a la par de los estudios que le hacen a Will, y la relación de sus pesadillas con los sucesos en el pueblo.

Algo que no podemos pasar por alto es la inclusión de nuevos personajes, poniendo la atención en Max y su hermano Billy protagonizado por Dacre Montgomery (Power Rangers, 2017). Este último es muy desaprovechado, teniendo casi nada de peso en la historia principal. Sólo sirve para darle un poco de trasfondo a Max, pero dejando este punto a un lado crea frustración al espectador, resultando ser muy molesto. Max es una adición y en casi la mayoría de la trama parece ser una excusa para dar diversidad al grupo. Con eleven apartada, Max pasa a ser “la chica del grupo”, pero su papel no logra crear empatía en absoluto; sólo es una chiquilla con mala actitud y problemas familiares.

Mike Wheeler (Finn Wolfhard) pasa a ser un niño trastornado, casi apartado en toda la ejecución de la obra. No tiene motivaciones, más que recontrarse con Eleven (Millie Bobby Brown) y ayudar a su mejor amigo Will. Al parecer su desarrollo acaba ahí, siendo un personaje secundario. Hasta su hermana Nancy (Natalia Dyer) tiene mayor peso en la historia, pero redundando en el eje de sus problemas: los amoríos. Dustin (Gaten Matarazzo) sigue siendo el buena onda del grupo, conectando con la audiencia y brindando la empatía que su papel requiere.

Los efectos especiales utilizados en la serie esta muy bien logrados, a la altura de cualquier producción de Hollywood, por lo que no tiene nada que envidiar a otras series del género sci-fi. Con un valor de 6,8 millones de dólares por episodio, Stranger Things 2 se convierte en una de las producciones mejor valoradas por parte de las críticas y la audiencia. No es para menos, podemos disfrutar de una segunda temporada que cumple perfectamente los estándares creados desde su antecesor, además de añadir una mejor elaboración de sus personajes principales.

94%
Altamente Recomendada

Los hermanos Duffer cumplen con mantener la escencia de la serie sin tan siquiera cambiar la problematica principal. La historia es interesante, intensa y llena de momento inolvidables. Es una serie de ciencia ficción que promete desde su primera temporada y que sigue sin defraudar. No te la puedes perder.

  • Historia
  • Ambientación
  • Banda Sonora
  • Fotografía
  • Efectos especiales
  • Desarrollo de personajes

Disponible en Netflix desde el 27 de Octubre a nivel mundial.

¡Necesitamos de tu ayuda!

Los ingresos por publicidad van cada vez más en picada, los sitios independientes como el nuestro son los más afectados. Nos hemos visto la necesidad de encontrar otras formas para continuar en funcionamiento.

Nuestro principal compromiso es el de mantener nuestro contenido libre e independiente, lo que significa que no existen publicaciones promocionadas, publicidad molesta ni tarifas de suscripción.

Si te gusta lo que hacemos y deseas apoyarnos, podrías considerar ser parte de nuestro Patreon:

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. AceptarLeer más