Se propaga virus Oropouche: brote en Santiago de Cuba

Los mosquitos pueden transmitir el virus Oropouche de un huésped a otro y causar fiebre Oropouche en humanos. (Foto de Jim Gathany, Anofeles stevensimarcado como dominio público, detalles sobre Wikimedia Commons)

Se ha confirmado un brote del virus Oropouche en Santiago de Cuba, al este de la isla. Las autoridades están tomando medidas de contención y destacando la importancia de la prevención y la cooperación.

Lunes (27) Ministerio de Salud de Cuba Ha sido confirmado oficialmente.El virus Oropouche ha sido identificado en dos áreas de salud de la oriental provincia de Santiago de Cuba. Este anuncio sigue a una serie de investigaciones realizadas tras la aparición de síndromes febriles no especificados en la región.

Origen y propagación del virus.

El virus Oropouche se aisló por primera vez en Trinidad y Tobago en 1955 y recibió el nombre del lugar donde se encontró. fluir El nombre de la cosa. Desde entonces, se han documentado brotes en varios países de América del Sur y Central, incluidos Brasil, Perú, Bolivia y Ecuador. El virus Se transmite por mosquitos y mosquitos. BActualmente, se han registrado alrededor de 500.000 casos en todo el mundo. Los expertos creen que la cifra real es mayor porque muchos casos no se diagnostican o se confunden con otras enfermedades febriles como el dengue.

Según un comunicado del Ministerio de Salud de Cuba, el virus Oropouche fue descubierto en los municipios de Santiago de Cuba y Songo La Maya. Todos los casos registrados hasta ahora son leves y los síntomas suelen mejorar en tres o cuatro días. Los síntomas típicos de la infección son fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares y articulares, a veces acompañados de náuseas y diarrea.

En respuesta al brote, actualmente se están implementando amplias medidas entomológicas y epidemiológicas para controlar la propagación del virus y romper la cadena de transmisión. Se hace especial hincapié en el control de vectores, especialmente de mosquitos de los géneros Culicoides y Culex.

Síntomas y curso de la enfermedad.

El virus Oropouche causa un cuadro clínico similar al del dengue, pero suele ser más leve. Después de un período de incubación de cinco a siete días, aparecen fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares y articulares. En casos raros, también puede producirse erupción cutánea, sangrado de nariz y encías, así como meningitis o encefalitis, aunque estas afecciones suelen ser benignas.

Debido a que no existe un tratamiento o vacuna específicos para el virus Oropouche, el tratamiento se centra en aliviar los síntomas. Esto incluye reducir la fiebre, mantener el cuerpo hidratado y, en general, apoyar al paciente. Las medidas preventivas incluyen el control y reducción de las poblaciones de mosquitos, además de medidas de protección personal como el uso de mosquiteros y repelentes de insectos.

El Ministerio de Salud cubano emitió una serie de recomendaciones para reducir la propagación de mosquitos. Esto incluye realizar inspecciones periódicas y limpieza de los tanques de agua, cubrir los tanques de almacenamiento de agua y apoyar las medidas de fumigación.

Perspectivas regionales y globales

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió recientemente una alerta epidemiológica confirmando un aumento de casos de fiebre de Oropouche en la región. Este año se reportaron 5.193 casos en países como Bolivia, Brasil, Colombia y Perú. Lo que es particularmente notable es la propagación del virus a áreas donde antes no era endémico.

La identificación del Orobovirus en Santiago de Cuba representa un nuevo desafío para el sistema de salud cubano, y aunque el curso de la enfermedad es leve en la mayoría de los casos y no se han reportado muertes hasta el momento, las autoridades están tomando la situación en serio. Están tomando medidas decisivas para contener el brote y destacan la importancia de las medidas preventivas y la cooperación con la población.

READ  Tormentas: factores detrás de inundaciones destructivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *