El proceso detrás de Raspberry Shake, el sismógrafo personal panameño

1.088

Un proyecto panameño en manos de OSOP y llevada a cabo por profesionales en el área de software hardware, a continuación veremos la magia detrás de Raspberry Shake.

A nivel internacional podemos ver la manera acelerada con que están pasando las cosas. Jóvenes reúnen su conocimiento para realizar ideas, conceptos que luego se convierten en productos el cual las personas aprecian.

En Panamá por otra parte notamos una mentalidad diferente, en donde predomina lo del día a día. Pocas veces vemos iniciativas de innovación como la que efectuó la OSOP (Observatorio Simológico del Occidente de Panamá) con el Raspberry Shake.

Un proyecto que revolucionó la manera en que la medición de los movimientos telúricos eran captados. Abriendo un mundo de posibilidades para todas aquellas personas interesadas en el tema y por supuesto, haciéndolo accesible a nivel educacional.

Hablamos de una idea que se venía cocinando desde hace un tiempo atrás y tuvo un gran impulso gracias a la plataforma Kickstarter. Pudimos contactar a la Ingeniera Kiara Navarro, quien lideró el proyecto desde una etapa temprana.

Ingeniera Kiara Navarro

¿Qué hace el equipo de Raspberry Shake ahora mismo?¿En qué trabajan?

Ahora mismo estamos desarrollando la próxima versión del producto en donde realmente se notarán grandes cambios. También, mantenemos la producción de Raspberry Shake.

¿Si pusieras un número, que versión sería la que está en desarrollo?

Bueno, la versión que disfrutaron aquellas personas que nos ayudaron en la campaña de crowndfunding es la cuatro, por lo que esta vendría siendo la cinco.

¿Cuáles tareas llevabas a cabo en el proyecto?

Las tareas eran bastante diversas, digamos que me tocó hacer de todo un poco. Desde marketing, coordinación hasta hardware. Desde mi llegada a OSOP se me asignó este proyecto, por lo que fui la encargada de hacer o desarrollar toda la logística que implicaba lanzar la campaña.

Muchas personas podrán pensar que lanzar una campaña en Kickstarter es fácil pero realmente no lo es, ya que hay que tomar a consideración muchos aspectos en las diferentes etapas que tiene, desde antes de lanzarla, el durante y después.

Me encargué básicamente en toda la organización para que la campaña estuviese lista el día que íbamos a lanzarla. Eso implicaba trabajar con personal que manejase marketing, trabajar el cómo el usuario percibía el producto en este caso la parte de fotografía y diseño.

¿De todas tus asignaciones, cuales fueron las que más disfrutaste?

La parte de electrónica me gustó mucho, hubiese querido desarrollar un poco más pero como había que hacer tantas cosas y éramos un grupo reducido de personas entonces tenía que organizarme. Añadiendo el desarrollo de software y la creación de los vídeos instructivos, que fue lo último que hice.

¿Cómo fue la aceptación del público al ver y probar su producto?

Las personas están encantadas con Raspberry Shake. Después de mediados de Diciembre hemos visto un poco más de movimiento en el foro que mantenemos en Google Groups en donde las personas que ha recibido su Raspberry Shake ha comenzado a generar una cantidad inmensa de documentación.

Se nota que la gente que ha recibido su Raspberry Shake está muy contenta con lo que ha obtenido, inclusive tuvimos una conferencia en California para Diciembre en donde mantuvimos un stand y los contribuidores llegaron a agradecernos por el proyecto.

¿De qué forma piensas, Raspberry Shake hace la diferencia?

Lo que aporta el Raspberry Shake es la posibilidad de tener un dispositivo con el cuál poder monitorizar el movimiento de la tierra. Nunca se había hecho un sismógrafo a un precio tan accesible y que tuviera tal excelente calidad.

¿A qué público va dirigido?

Va dirigido a todas aquellas personas que desean observar las señales sísmicas. Desde particulares hasta aulas de clases que quieran tener sus primeros acercamientos a este tipo de experiencias.

Equipo detrás de Raspberry Shake

Actualmente el proyecto sigue adelante con miras a actualizaciones importantes que mejorarán la experiencia de los usuarios. Su comunidad por otro lado crece, aumentando la actividad entre sus miembros hacia la ayuda mutua.

Ver la forma en cómo el proyecto se desarrolló y pudo dirigir sus metas hacia el éxito, remarcar que fueron panameños los que estuvieron detrás perfeccionando y utilizando sus conocimientos para crear un dispositivo como este, es de admirar.

Esperemos muy pronto ver a estos profesionales crear nuevas invenciones que dejen en alto a esta tierrita llamada Panamá. Impulsar y motivar todas las nuevas generaciones a ser creativos, analistas y con un fuerte deseo de elaborar sus propios proyecto, con un toque de perseverancia moldeará a los próximos profesiones a personas de éxito.

Fuente Raspberry Shake, el sismógrafo panameño

También podría gustarte Más del autor

Comments