¿Cuáles son los síntomas que indican la enfermedad?

  1. 24vita
  2. Vivir saludablemente

el presiona

Los signos inespecíficos también pueden deberse a una glándula tiroides enferma. Las personas afectadas deben controlar sus niveles de tiroides si presentan ciertos síntomas.

La glándula tiroides (Glandulathyroidea) juega un papel vital en el cuerpo humano. Este órgano relativamente pequeño, con forma de mariposa, se encuentra en el cuello, debajo de la laringe y en la parte frontal de la tráquea. Las hormonas tiroideas afectan todo el sistema cardiovascular al controlar la dilatación de los vasos sanguíneos, regular la presión arterial y los latidos del corazón. Mientras tanto, la glándula tiroides juega un papel importante en la regulación del metabolismo de las grasas, la producción de sudor y la función renal e intestinal.

Por lo general, los niveles de tiroides no se controlan con regularidad. A más tardar, cuando aparecen algunas molestias, por ejemplo, las mujeres no pueden quedar embarazadas o los hombres tienen problemas de potencia, se debe realizar un examen exhaustivo de los valores de la tiroides para confirmar si la enfermedad es la causa o no.

Tiroides enferma: varias causas con una amplia gama de síntomas.

Si la glándula tiroides está inflamada o hay falta de hormonas, esto puede manifestarse con diversos síntomas como fatiga intensa y persistente. © Wavebreak Media LTD/Imago

Las enfermedades más comunes que las personas interesadas buscan cada vez más en Internet son el hipotiroidismo y la tiroiditis de Hashimoto. Un número menor de personas padece hipertiroidismo debido a la enfermedad autoinmune, la enfermedad de Graves.

No se pierda nada: encontrará todo lo relacionado con la salud en el boletín periódico de nuestro socio 24vita.de.

Los trastornos de la tiroides son comunes y pueden afectar a personas de todas las edades. En Alemania, aproximadamente un tercio de los adultos desarrollará al menos un tipo de enfermedad de la tiroides a lo largo de su vida. Su prevalencia aumenta con la edad.

En Alemania, aproximadamente cinco de cada 100 personas padecen hipotiroidismo (tiroides poco activa). Esto se caracteriza por una producción reducida o disminuida de las hormonas tiroideas T3 (triyodotironina) y T4 (levotiroxina), mientras que al mismo tiempo el nivel de la hormona reguladora TSH es muy alto. La causa más común de hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto.

Sólo alrededor del uno por ciento de la población en Alemania sufre de hipertiroidismo, también conocido como hipertiroidismo. En la mayoría de los casos, este trastorno metabólico es causado por la enfermedad autoinmune, la enfermedad de Graves o una disfunción tiroidea. Las mujeres tienen de cinco a diez veces más probabilidades de desarrollar hipertiroidismo que los hombres.

Hipotiroidismo: conozca los signos e interprete los síntomas correctamente

El hipotiroidismo puede aparecer en personas con los siguientes síntomas:

  • fatiga extrema
  • Mal rendimiento y concentración.
  • Falta de motivación
  • Depresión
  • estado de ánimo depresivo
  • – Ataques de frío, especialmente en manos y pies.
  • exceso de peso
  • Cabello seco y quebradizo que se cae con frecuencia, incluso en las cejas.
  • Presión arterial baja
  • Pulso débil y lento.
  • Latidos cardíacos irregulares que pueden provocar debilidad cardíaca o insuficiencia cardíaca.

Hipertiroidismo: ¿Cuáles son los signos que surgen por el exceso de hormona tiroidea?

Los signos de hipertiroidismo, similares a los del hipotiroidismo, a menudo no son muy específicos al principio. Síntomas como el nerviosismo o la caída del cabello rara vez se asocian con la enfermedad de la tiroides. En algunos casos, también puede ser un efecto secundario de la menopausia en las mujeres.

  • Aumento de la sudoración y piel cálida y húmeda.
  • Aumento del nerviosismo, la ansiedad y la impulsividad.
  • Cambios de humor
  • Trastornos del sueño
  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • micción frecuente
  • Cabello quebradizo y fino con mayor caída del cabello.
  • Uñas finas y quebradizas
  • Problemas oculares como aumento de lágrimas, sensación de cuerpo extraño y fotofobia.

Tiroiditis de Hashimoto: una «mezcla» de hipotiroidismo e hipertiroidismo

La tiroiditis de Hashimoto, también conocida como «tiroiditis de Hashimoto», es una inflamación crónica de la glándula tiroides causada por un mal funcionamiento del sistema inmunológico. Los síntomas pueden no aparecer al principio, por lo que la enfermedad de Hashimoto suele pasar desapercibida durante mucho tiempo. Si se presentan síntomas, a menudo se malinterpretan, lo que significa que los afectados suelen vivir con síntomas de fatiga persistente y cambios de humor durante años. Aunque la tiroiditis de Hashimoto no se puede curar, existe un tratamiento eficaz disponible con tabletas de hormona tiroidea.

Si la glándula tiroides se daña cada vez más debido a una inflamación crónica, se produce una deficiencia de hormonas importantes en el cuerpo. Inicialmente, el sistema inmunológico depende cada vez más de las reservas de hormonas tiroideas, lo que provoca la liberación de grandes cantidades de hormonas tiroideas. Esto inicialmente provoca signos de hipertiroidismo con síntomas como temblores, diarrea y palpitaciones del corazón.

Años más tarde, se puede desarrollar hipotiroidismo debido a una inflamación progresiva, que ya no permite que la glándula tiroides funcione normalmente. Como resultado, los niveles de hormona tiroidea disminuyen y aparecen los síntomas característicos del hipotiroidismo.

Este artículo sólo contiene información general sobre el tema de salud en cuestión y por lo tanto no está destinado al autodiagnóstico, tratamiento o medicación. No sustituye, en ningún caso, la visita al médico. Lamentablemente, nuestro equipo editorial no puede responder preguntas individuales sobre condiciones médicas.

La editora escribió este artículo y luego utilizó un modelo de lenguaje de IA para mejorarlo a su propia discreción. Toda la información ha sido revisada cuidadosamente. Obtenga más información sobre nuestros principios de IA aquí.

READ  12 factores que reducen el riesgo de demencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *