Refugiados en España: así agita la derecha el sentimiento

La mayoría de las personas que huyeron acabaron en España. Los partidos de derecha PP y VOX lo utilizan para trabajar hacia un objetivo específico.

Personas que abandonan la tierra en Canarias Foto: ap de Eruopa Press

Madrid taz | Canarias tiene un número récord de refugiados. Sólo en octubre, barcos de refugiados con alrededor de 13.000 inmigrantes llegaron al archipiélago español frente a la costa atlántica de África. Esto corresponde a casi la mitad de las 27.800 personas que han recorrido la peligrosa ruta marítima hasta el puesto de avanzada de la UE desde principios de año. Así que 2023 será el año con más refugiados. En lo que va del año 2006. En aquel momento llegaron a Canarias un total de 31.000 inmigrantes.

Las nuevas llegadas en octubre reducen la capacidad de las islas. El gobierno de Madrid del socialista Pedro Sánchez comienza a traer 8.700 inmigrantes a la España continental y distribuirlos en varias provincias. Campos vacíos, viejos hospitales, hoteles y refugios religiosos sirven como refugios de emergencia. Se están utilizando las instalaciones destinadas a los refugiados de Ucrania y ahora nuevamente vacías.

Mientras algunas ciudades -gobernadas principalmente por los mismos partidos de izquierda que forman el gobierno de España- están mostrando solidaridad, las administraciones municipales y las comunidades autónomas de derecha -comparables a los estados federales- están haciendo sonar la alarma. Allí gobierna el conservador Partido Popular (PP) junto con el partido de extrema derecha VOX.

Los inmigrantes son recogidos y ya es habitual subirlos a aviones y dejarlos en paradas de autobús «sin hablar con las comunidades autónomas», explica el jefe del PP y líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo. «El Gobierno de Sánchez ha decidido colaborar con el crimen organizado de la mafia del contrabando convirtiéndose en el último eslabón de la cadena», da un paso más el diputado del PP Rafael Hernando en X.

READ  Llega la cuarta meta de montaña de la Vuelta a España
Barreras raciales

PP y VOX están utilizando la cuestión de los refugiados para alimentar el descontento contra la antigua y probablemente nueva coalición de izquierdas. Después de las elecciones de julio pasado, el socialista Sánchez necesitará recuperar una mayoría parlamentaria en noviembre si quiere continuar en el poder. De lo contrario habrá nuevas elecciones. Ambos partidos de derecha parecen estar trabajando por el mismo objetivo.

«No nos informaron», repite en repetidas ocasiones Isabel Díaz Ayuzo, jefa de Gobierno de la Comunidad de Madrid Capital, aunque esto no es cierto, según el Ministerio del Interior. Sánchez acusa a los inmigrantes de ser «traídos a la península como paquetes y distribuidos por todas partes». Al menos 425 inmigrantes serán alojados en Madrid y sus alrededores.

«No sé a qué tipo de control pueden estar sometidos estos animales que empiezan a deambular, a menos que los etiqueten como animales, les pongan una pulsera o algo así», explica el pequeño alcalde de cultura y patrimonio. El PP de la ciudad en una entrevista concedida a radio Torax en Andalucía, sur de España. Se espera que lleguen a la zona unos 2.000 refugiados. El tifus ya existe en Canarias, advierte y añade: «No sabemos qué harán, si te robarán el coche».

En Castilla y León, el político de VOX y vicepresidente del Gobierno, Juan García-Gallardo, advierte: «Aunque el Gobierno dice representar los intereses de las mujeres, trae aquí a 183 jóvenes en edad militar».

Contra el coro racista

Manuel Domínguez, vicepresidente del gobierno de las Islas Canarias, es el único político de la derecha española que abandona el coro abiertamente racista. «Eso no puede estar bien. Si tuviéramos un poquito, un poquito de empatía, creo que si alguien viniera a un puerto y viera desembarcar a esta gente, cambiaría de opinión. Tenemos que dejar de hacer estas acusaciones», advierte Domínguez. .

READ  España y Francia Por supuesto, Italia tennisnet.com debería temblar

«Están intentando aprovecharse de este asunto de forma política, oportunista y racista», explica José Luis Escrivá, Ministro de Asuntos Sociales e Inmigración de España. No ha habido voces críticas desde regiones no gobernadas por el PP, como Cataluña, que se espera que acepte 1.600 refugiados, o el País Vasco, donde han llegado 36 refugiados desde el pasado viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *